MIS PRIMEROS PASOS

— MIS PRIMEROS PASOS

El estilo de vida que llevamos nos lleva a generar una elevada cantidad de residuos.

El movimiento zero waste surge como ayuda ante la invasión de esos residuos, especialmente plásticos.

Algunos de los pasos que te invito a dar para empezar el camino son estos:

Analizar.

¡Yo ahora veo plásticos por todas partes ¡

 No podemos pensar que tirándolo todo a la basura se acaba el problema.

Reutiliza y dale un buen uso a todos los objetos que puedas, y sustitúyelos cuando ya no se puedan reparar o utilizar.

Observa el plástico que tienes en tu bolsa de la compra, en casa…  

El cambio de algunos hábitos, parece en principio un esfuerzo.                Yo lo que hize fue tomármelo como un juego,  y “picarme” intentando reducir el plástico y aunque al principio me costó un poco decir:

– No quiero bolsa,

– sin pajita por favor,

– llevo mis bolsas  para la fruta… 

Después, al llegar a casa y reducir el plástico en mi compra, me hace sentir mejor y me anima a continuar.

Quiero decir con esto, que lo importante es hacer algo y no dejar de hacerlo por pensar que lo vamos a hacer mal.

Ser más consciente:

Es poner la atención en lo que nos mueve a consumir ciertos productos, se trata de mirar hacía nuestro interior  y tomar un poco el control, sin dejarte llevar por los patrones de consumo.

Sé que este es más complicado, pero al final es ser más consciente de lo que compras, de cómo lo haces y porque lo haces.

El ser más consciente de esas emociones también te hará sentir mejor.

Salir.

A pasear por un entorno natural. Conectar con la naturaleza.

mis primeros pasos

Aquí reconozco que mis hijos fueron el principal motivo de esas salidas. 

Además de recibir los efectos positivos que tienen en nuestro organismo y nuestras emociones estas salidas, mejoran la salud.

En cualquiera de esos paseos te darás cuenta de lo importante que es cuidar la Tierra, que no nos pertenece y tenemos que dejarla en las mejores condiciones a nuestros hijos.

El cambio empieza cuando se está preparado, no se puede imponer. Pero si algo te remuerde por dentro y te has decidido a hacer algo ¡Me alegro¡

El camino es largo y hay que disfrutarlo así que no te sientas mal sí las cosas no salen como te gustaría o compras algo que sabes que no deberías…

Hoy, comparto estos que son mis pasos y me gustaría verte en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp ¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?